miércoles, 12 de mayo de 2010

Etiquetas |

Buenas costumbres y modales marroquíes

miércoles, mayo 12, 2010

Es muy incómoda la sensación de cuando viajas a un país cuyas tradiciones y costumbres locales desconoces y por ignorancia haces o dices algo INDEBIDO y a continuación todo el mundo se te queda mirando como si hubieras cometido un crimen. Fastidia mogollón. Por lo que hoy os traigo una lista de costumbres y tradiciones marroquíes, lo que viene a ser buenos modales que todo turista que va a Marruecos ha de conocer puesto que pueden marcar mucha diferencia..

Fórmulas secretas que dan puntos: Buenas costumbres y modales marroquíes:
- La gente habitualmente se saluda con la mano. Las mujeres entre sí se dan dos (o tres) besos, y los amigos más íntimos se permiten un abrazo. Entre amigos (hombres) con una fuerte amistad o que simplemente llevan tiempo sin verse es muy normal darse dos besos. ¿Cómo podemos aplicar este consejo? Bueno si nos invita un marroquí a comer en su casa y según entramos, conviene saludar a los hombres/chicos con la mano. Si eres hombre y ves que hay mujeres deja que ellas tomen la iniciativa del saludo si lo encuentran apropiado. Si eres mujer lánzate a saludarlas con dos besos sin ningún pudor.

[Fotografía cortesía de fruit-brain bajo licencia Creative Commons]

- La gente os mirará - como turistas que sois - todo el tiempo, además no lo disimulan ni nada, ahora bien si eres hombre y ves pasar a una pareja (marido y mujer por ejemplo) ni se te ocurra estar mirándole a la mujer mucho tiempo, la mayoría de los marroquíes se lo toman como ofensa.

- Si como yo sois aficionados a la fotografía réflex no os dejéis llevar por la tentación de fotografiar a mujeres o niñas, especialmente si éstas van tapadas con velo. Como os pille el marido o el padre, pagáis por las fotos que hicísteis y las que no. Mucho cuidado con este tema. A menos que se os autorice y sea de manera consentida.

- Si os han invitado a comer y os sirven comida típica marroquí lo normal es que se coma con las manos, concretamente con la mano derecha, llevándola al plato y luego a la boca. Se come con el pan (muy rico ya que suele ser pan tradicional hecho en casa y luego cocido en el horno del barrio) mojándolo en el plato. Es una experiencia muy recomendable aunque sea sólo para probar, luego si véis que la cosa se os da desastrosamente le comentáis a vuestro anfitrión marroquí que os deje unos cubiertos, que TODOS los hogares marroquíes tienen. Él lo entenderá.

- Es costumbre en los marroquíes insistirle al comensal a que siga comiendo, como sucede aquí en España en los pueblos profundos. Si realmente no podéis seguir comiendo, intentad comunicárselo suavemente y si véis que insiste lo mejor es que hagáis además de seguir comiendo, llevaros uno o dos bocados más a la boca así como lentamente y ya volver a intentar parar de comer a ver qué pasa. Lo normal es que os insistan un poco pero no mucho, ya la segunda o la tercera vez ceden. Pero como os neguéis a continuar la comida a la primera, se pueden ofender. Los marroquíes piensan que un invitado normalmente se corta y por eso come muy poco, así que lo primero que hacen es insistirle a que siga comiendo. Lo hacen por aprecio, no por otra cosa.

- Una costumbre de los marroquíes es decir antes de empezar a comer la frase "Bismil Lah" que significa algo así como "En nombre de Aláh". Si queréis triunfar e impresionarles de verdad soltad un "Bismil Lah" antes de empezar a comer, y veréis las caras de sorpresa agradable ;) En serio.

- Si hay alformbras en el salón donde os sentaréis, mirad qué hace el anfitrión con respecto a los zapatos. Si véis que se descalza antes de pisar la alformba haced lo mismo, o por lo menos preguntándselo antes de pisar la alfombra. Las alfombras en Marruecos son mimadas y las mantienen limpias todo el tiempo. No les entra en la cabeza que los mismos zapatos con los que has podido pisar caca de perro los estés restregando encima de la alfombra del salón. En principio tiene su lógica.

- Si hay música y de repente se oye al Almuédano (almuecín) llamar por la megafonía de la mezquita para la oración, queda elegante y educado parar la música un rato pequeño (no suele ser más de un minuto) o por lo menos bajar un poco el volumen, lo que refleja un gesto de consideración hacia ellos y hacia su religión.

Bueno amigos, éstos han sido algunos consejos prácticos para poder respetar las costumbres locales de Marruecos y así no meter la pata. Si conocéis algun consejo útil que podáis añadir dejadlo abajo en los comentarios.

3 Comentario(s) sobre “Buenas costumbres y modales marroquíes”

Anónimo dijo...
12 de diciembre de 2010, 21:24

Es cierto eso que dicen que es de buena educación eructar cuando se termina de comer? gracias de antemano.


Mario Pérez dijo...
12 de diciembre de 2010, 23:12

Qué va.


Anónimo dijo...
2 de febrero de 2011, 21:32

todo lo que pone ayi es cierto , porvcierto soyuna chica marroqui


Publicar un comentario en la entrada

¡Gracias por dejar tu comentario!

Publicidad | Contacto